Cuenta de Ahorro en dólares canadienses

  • La Cuenta de Ahorro en dólares canadienses (CAD) personal y empresarial busca incentivar el ahorro y ofrecer al cliente la posibilidad de mantener una posición cambiaria en monedas distintas de los colones costarricenses y/o dólares estadounidenses, diversificando así el riesgo de tipos de cambio.

    La Cuenta de Ahorro en dólares canadienses (CAD) fue especialmente diseñada para satisfacer las necesidades de los clientes que requieren mantener un ahorro en estas monedas, generando ingresos por intereses.

    El cliente podrá realizar las siguientes transacciones:

    • Recibo y envío de transferencias desde y hacia cualquier banco en el mundo.
    • Depósito de cheques, efectivo y cheques de viajeros.
    • Retiros de efectivo en esta moneda.
    • Servicio de cambio de moneda.

    Encuentre aquí nuestro Reglamento de Cuentas de Ahorro de Scotiabank.


    • Saldo mínimo de $1.000 CAD (para cuentas personales).
    • Saldo mínimo de $5.000 CAD (para cuentas empresariales).
    • Comisión de $5 CAD si en cualquier momento del mes el cliente se mantiene por debajo de este límite.
    • Las transacciones a estas cuentas se hacen por transferencia, compra de moneda, depósito con cheque internacional, cheques de viajero, efectivo.
    • Existe un cargo de $0.75 CAD por cada transacción de retiro de fondos que se haga de estas cuentas (transacciones de débito).
    • Las transacciones de depósitos o créditos a cuenta no tienen ningún cargo.
    • El periodo de congelamiento de los cheques es de 14 días hábiles.
  • Haga clic en los siguientes enlaces para acceder a más información sobre los requisitos de solicitud de la cuenta:

  • Valor de referencia*

    Dólares Canadienses (CAD) de 0% a 0.15%.

    * Los precios se muestran únicamente como una orientación para el cliente en su decisión de acceder a determinados productos o servicios financieros, y no debe entenderse que ésta información muestra el precio final del producto o servicios para todos los clientes. El precio final para cada cliente está determinado por múltiples condiciones sujetas a la valoración de la entidad, propias del entorno de los negocios, la relación comercial, el perfil del cliente y las características de las operaciones o servicios demandados.

Dé el próximo paso