¡No pongás en jaque tus finanzas personales!



  • 6 errores más comunes que pueden amenazar el orden financiero personal.

    La clave para dominar las finanzas personales reside en la organización. El conocimiento y el orden sobre los gastos e ingresos es la base para llegar a tener una buena salud financiera.

    Mariela Alvarado, nuestra Directora de Depósitos e Inversiones, recopiló los seis errores más comunes que pueden amenazar el orden financiero personal:

    1- Falta de control de los ingresos y gastos. Sin un registro adecuado del dinero que invertís en consumo, podés perder de vista los gastos, y sobrepasar tus ingresos. Lo primero que debés evitar es quedar en negativo. ¡No olvidés hacer un presupuesto mensual!

    2- No contar con un fondo para emergencias. La falta de capacidad económica para reaccionar ante situaciones inesperadas, como la pérdida de un empleo, pueden tener un gran impacto en la economía personal. Por esta razón, si tus ingresos actuales pueden cubrir los gastos esenciales del hogar, es recomendable que empecés un ahorro exclusivo para emergencias.

    3- No considerar los gastos hormiga. Los pequeños gastos como un helado o un café después de almuerzo, son egresos diminutos que, al acumularse al final del mes, pueden significar un monto considerable en la liquidez del consumidor.

    Mapeá y registrá todos los gastos hormiga, mes a mes, para que identifiqués cuánto dinero estás gastando en este rubro. ¡Te aseguramos que es más de lo imaginás!

    4- Uso inadecuado de la tarjeta de crédito. Tener presente y respetar las fechas de corte y de pago, es una regla de oro para dar un uso responsable a las tarjetas de crédito.

    Este producto bancario, a diferencia de lo que muchos piensan, pueden ser un aliado para tus finanzas, si lográs aprovechar las ventajas que te brindan como, por ejemplo, el pago de cuotas con 0% de interés en un plazo determinado, descuentos y beneficios en comercios, programas de lealtad, entre otros; y si evitás el sobreendeudamiento.

    5- No ahorrar. Es importante establecer un monto fijo, adecuado a tu situación financiera personal, para ahorrar. Idealmente, se aconseja destinar entre el 10% y 20% a este rubro. Establecé tus metas de ahorro y determiná el plazo adecuado para cumplirlas.

    6- No invertir. Depender exclusivamente de una fuente de ingresos no es lo más recomendable, por esta razón, las inversiones constituyen una oportunidad para hacer crecer su patrimonio. Tené en cuenta que un buen inversionista debe desarrollar, primero, buenos hábitos de ahorro. Después de este paso, podés valorar la oportunidad de adquirir un producto de inversión con la asesoría de un especialista.




    #QuedateEnCasa